El personal de Sanidad de Frontera fue reforzado a partir de hoy en el aeropuerto Internacional, para mitigar el impacto del coronavirus.

Se instalaron cámaras infrarrojas de temperatura para detectar posibles casos de fiebre entre los pasajeros que arriban al país.

Mientras tanto, se aguarda la oficialización de la resolución que impondrá cuarentena a los viajeros por el coronavirus.

Las cámaras fueron ubicadas en la zona previa al ingreso al sector de Migraciones.

Una de ellas toma la temperatura corporal en general de quienes transitan por allí, en tanto que las otras lo hacen en forma individual, dijeron las fuentes aeroportuarias.

Además, los pasajeros deben completar el formulario de Declaración Jurada de rigor.

En caso de detectar una temperatura corporal por encima de la normal, el pasajero es sometido a una evaluación más personalizada.

De acuerdo a los datos que aporte, se determina su aislamiento o se habilita su ingreso sin mayor restricción.

Rodrigo Gauna