Manuela Castañeira (MAS), Juan José Gómez Centurión (Frente Nos), Alejandro Biondini (Frente patriota) y los candidatos a vice Luis Rosales (Unite) y Sergio Pastore (Acción Vecinal) se encuentran en situación de infractores, ya que no sufragaron en comicios pasadas ni tampoco cumplieron con la justificación ni el pago de la multa respectivos.

Pese a las advertencias que hace el Código Nacional Electoral, 5 integrantes de distintas fórmulas presidenciales que competirán en las elecciones Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO) el 11 de agosto se encuentran en situación de infractores, ya que no sufragaron en comicios pasadas ni tampoco cumplieron con los pasos que hay que seguir en esos casos.

La precandidata presidencial por el MAS, Manuela Castañeira, no votó en el balotaje de noviembre de 2015 y tampoco justificó su ausencia en las urnas ni pagó la multa de 50 pesos que rige.
Por su parte, el postulante del Frente Nos, Juan José Gómez Centurión, se encuentra en una situación similar, ya que no ejerció su deber en las generales de octubre de 2015 y tampoco cumplió con los requisitos que establece el Código Electoral Nacional.

Aunque en la previa de las PASO cuentan con escasas chances de acceder al puesto para el que se postulan, 3 precandidatos estarían imposibilitados de asumir por su condición de infractores.
Uno de ellos es el aspirante por el Frente Patriota, Alejandro Biondini, quien no sufragó en las generales de 2017: luego de aquel domingo, no justificó su ausencia ni pagó la multa de 50 pesos.

El precandidato a vicepresidente por Unite, Luis Rosales, es quien más ausencias a votar registra de todos los postulantes: no concurrió a las urnas en el balotaje de 2015, ni en ninguna de las dos elecciones legislativas de 2017.

Por esas ausencias, el compañero de fórmula de José Luis Espert tiene pendiente una multa de 200 pesos con la Justicia Nacional Electoral.
Finalmente, el postulante a vicepresidente por el Movimiento de Acción Vecinal, Sergio Pastore, tampoco sufragó en ninguna de las dos elecciones de 2017 y debe los 150 pesos que le impusieron de multa.
Estos últimos tres casos, Biondini, Rosales y Pastore, no podrían ejercer sus cargos en caso de que triunfen en los comicios, ya que el citado artículo 125 menciona que quien figure en el Registro de Infractores al Deber de Votar «no podrá ser designado para desempeñar funciones o empleos públicos durante tres años a partir de la elección».

AgenHoy Digital