En su columna radial en “Primera Mañana”, el periodista analizó la medida del Congreso chileno, que llamó, en abril de 2020, a un referéndum por una nueva Carta Magna que sustituya la vigente desde la dictadura de Augusto Pinochet.

 “En Chile hubo una noticia alentadora, la oposición le pidió al presidente que convocara a un plebiscito para el cambio de la Constitución”, aseguró Anguita, teniendo presente que el país lleva varios días de protestas callejeras.

El analista, comparó   esta convocatoria, con la que hizo el dictador Pinochet en 1988 para decidir si continuaba o no, sin embargo, aclaró: “Piñera no es Pinochet, es un presidente electo en las urnas”.

No obstante, el columnista, indicó: “Cuando comenzaron las protestas, Sebastián Piñera empezó mal, con un discurso de ultraderecha y finalmente termino aceptado, lo que es la noticia más importante de estos días, que es el llamado al plebiscito, donde la ciudadanía chilena tendrá oportunidad de votar por si la reforma constitucional se va hacer a través de un Congreso Constitucional o una Asamblea Constituyente”, explicó.

En alusión a la decisión que deberán tomar el pueblo chileno, Anguita   manifestó: “Parece un tecnicismo, pero una Asamblea Constituyente , es un organismo, de personas idóneas, que exclusivamente, tienen la tarea de redactar la nueva Carta Magna del país trasandino”.  

“La propuesta del gobierno es que sea un Congreso Constitucional, es decir, la mitad compuesto por actuales diputados nacionales, esto le daría una ventaja a la derecha, y la mitad elegidos en elecciones libres”, contó el analista.

Y en este último punto   remarcó que “en Chile no vota más del 40 o 50 % de la gente porque el voto no es obligatorio”.

“Noticia optimista en el Chile desigual, Sebastián Piñera aceptó que este llamado a la nueva Constitución, es para disminuir, no para terminar, con la desigualdad en el hermano país”, concluyó Anguita.

Escucha el audio completo:

AgenHoy Digital