Una persona ingresó a la Unidad de Pronta Atención Nº 17 y empezó a golpear a los doctores, las enfermeras y personal del SAME, que se encontraban en el lugar. 


El director del establecimiento, Dr Sinagra, junto con los trabajadores lastimados hicieron la denuncia correspondiente en la Comisaría correspondiente a la jurisdicción.

El hospital quedó cerrado hasta que resuelvan el pago al personal de seguridad.

Según trascendidos, la policía no quiere realizar guardias en los hospitales porque hace mas de seis meses que no les pagan. A raíz de esta situación  están levantando el servicio en la mayoría de los hospitales bonaerenses.

El ministerio de salud,  no se está haciendo cargo del pago al personal de seguridad.

 

NG