Los candidatos a la jefatura de Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires participan de un debate previo a las elecciones de octubre en un estudio privado de televisión.

Horacio Rodríguez Larreta por Juntos por el Cambio, Matías Lammens por el Frente de Todos, Matías Tombolini por Consenso Federal y Gabriel Solano por el FIT ofrecen sus propuestas de gobierno y desarrollan diversos tópicos agrupados en cuatro ítems.

El intercambio durará cerca de 90 minutos y los ejes temáticos giran en torno a la  autonomía, justicia y seguridad; educación, salud, cultura y desarrollo humano; infraestructura y gestión urbana; y vivienda, ambiente y desarrollo productivo.

Los postulantes cuentan sus ideas durante un minuto y medio sin interrupciones y, a partir de allí, reciben una pregunta de otro de los participantes.

Concluidas las formulaciones, los candidatos poseen un minuto para el cierre, no obstante no podrán recibir repreguntas de los restantes disertantes, como así tampoco de los moderadores.

El formato -que repite el mecanismo utilizado en los debates de candidatos a las Comunas y a primeros legisladores- fue decidido por el Tribunal Superior de Justicia que, además, definió a los periodistas que harán de moderadores en la ocasión.

Horacio Rodríguez Larreta: La mayor cercanía con los vecinos

El candidato que aspira a su reelección, buscará concentrarse en el debate en poner de relieve «la transformación de la ciudad» y «los vecinos apoyan la gestión».

Repasa algunas de las políticas ejecutadas durante los casi cuatro años de mandato, al tiempo que replica parte de los anuncios de campaña que lanzó la semana pasada, como la eliminación de 31 barreras del tren Sarmiento.

Matías Lammens: No a los golpes bajos; sí «propuestas»

«Es importante debatir, pero quizá preferíamos un modelo de debate más abierto y flexible», indicaron desde el Frente de Todos en referencia al esquema dispuesto por la Justicia electoral que no permite el diálogo directo entre los protagonistas.

Lammes se mostró entusiasmado y busca «no apelar a golpes bajos» ni a «discusiones personales».

Matías Tombolini: Un diagnóstico con sus soluciones

Destina parte de su intervención a resaltar la «necesidad de una baja en los impuestos que afecta al bolsillo de los porteños», y precisa su idea de «un reordenamiento de las prioridades en una gestión de un Gobierno que tiene un presupuesto altísimo», según comentaron desde Consenso Federal.

Su objetivo es plantear «distintos problemas» que identificó, con «propuestas concretas».

Gabriel Solano: El plan es visibilizar el conflicto social

En el caso del Frente de Izquierda-Unidad, Solano dijo que busca «visibilizar los reclamos populares» y marcar una «diferenciación con el kirchnerismo» ya que, sostuvo, «somos los verdaderos opositores al macrismo».

Melisa Delgado Niglia