El ex – Vicepresidente de la Nación quedó en libertad esta tarde tras abonar un millón de pesos como fianza. Desde las puertas del penal de Ezeiza apuntó fuerte contra el Gobierno al señalar que “en Argentina hay presos políticos y abuso de la prisión preventiva”.

“En lo personal fue una alegría. Voy a seguir defendiendo mi inocencia”, expresó luego de abandonar el complejo penitenciario donde permaneció detenido los últimos cuatro meses. Además, aseguró no abandonar la lucha por los compañeros que continuaron “encarcelados sin causa”.

Condenado a cumplir una condena de cinco años y 10 meses de prisión por el caso Ciccone, determinaron la prohibición a Boudou para salir del país. La resolución del Tribunal Oral Federal 4 estipuló la colocación de una tobillera electrónica con GPS para detectar su alejamiento a más de 100 kilómetros a la redonda de su casa.

Para solicitar la excarcelación, la defensa del ex funcionario, integrada por los abogados Alejandro Rúa y Graciana Peñafort, había sostenido que la resolución adoptada la semana pasada por el juez Ariel Lijo en la causa que investiga la ruta del dinero para comprar la imprenta quebrada despejaba las sospechas de que Boudou pudiera perjudicar la investigación.

AgenHoy Digital