El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, informó este martes que dio positivo por COVID-19 y comenzó a ser tratado con hidroxicloroquina y azitromicina.

Durante los últimos meses, Bolsonaro, uno de los más escépticos del mundo sobre la gravedad del coronavirus, ha desafiado casi a diario al virus, al que llegó a calificar de “gripecita”, circulando por las calles en plena cuarentena, al asistir a actos públicos sin la máscara preceptiva, abrazando y besando a partidarios sin cuidado alguno y con un desdeño constante frente a la enfermedad.

“Acaba de salir [el resultado del test] con resultado positivo”, anunció el mandatario de 65 años en una entrevista televisiva desde la residencia oficial en Brasilia.

“Comenzó el domingo con una breve indisposición”, agregó Bolsonaro, quien aseguró que se siente “perfectamente bien”.

“Estoy bien, normal. Incluso quiero dar un paseo por aquí, pero no puedo debido a recomendaciones médicas”, dijo.

Rodrigo Gauna