Esta semana, el Gobierno nacional deberá analizar una nueva etapa del aislamiento social, preventivo y obligatorio a partir del 7 de junio, ante los nuevos casos de Coronavirus que dieron en barrios y villas del conurbano.

Ante este panorama, desde el Gobierno bonaerense ya hablan de endurecer la cuarentena a partir de esa fecha: “Pienso que hay que retroceder de fase. Hay que frenar e ir a lo esencial para achatar la curva en el AMBA”, expresó el viceministro de Salud bonaerense, Nicolás Kreplak.

El funcionario explicó que “si no tomamos una decisión en unas semanas va a colapsar el sistema de salud».

Asimismo, se refirió a la situación en Villa Azul en Quilmes, y aseguró que la situación está bastante contenida: “Estamos haciendo búsqueda activa y detección temprana de casos en varios barrios y no encontramos casos como el de Villa Azul”.

Y remarcó que “lo de Villa Azul no pasaba en otros barrios y eso fue lo que motivó la medida que tomamos”.

Por otro lado, el viceministro sostuvo que, ante la llegada del invierno y la posibilidad de que aumente los contagios, “si se cumple el aislamiento se reducen las enfermedades de estación” y reconoció que “la temperatura de invierno es un problema” por lo cual estiman que “hasta septiembre no se va a tener buenas noticias de la epidemia en términos de contacto”.

Por otro lado, Teresa García, ministra de Gobierno de la Provincia, también sumó sus palabras y reafirmó su perspectiva de continuar con el aislamiento estricto por las próximas semanas. “Creo que debiéramos seguir como estamos, porque ha crecido exponencialmente la curva en el Conurbano y además empezamos a tener casos en el Interior y eso preocupa: el virus está circulando y el tránsito de personas es lo que lo hace circular”, dijo García y agregó: “Ojalá en estos días vaya mermando la cantidad de infectados y de contactos estrechos, para que eso permita tomar otra determinación, pero no me parece”.

Asimismo, la funcionaria de Axel Kicillof añadió: “Hasta el día de hoy la situación está controlada, pero estamos muy al límite con el tema de la circulación; si las medidas tomadas el fin de semana limitan el tránsito de personas, quizás podamos seguir como estamos… pero si eso no ocurre y el virus sigue circulando y multiplicándose geométricamente, vamos a tener que tomar otras medidas”.

García también se refirió a los reclamos que se van incrementando en la Provincia, respecto de las miles de personas que exigen poder flexibilizar el aislamiento para reactivar sus trabajos. “Hay mucha gente que no tiene ningún ingreso y tiene un reclamo legítimo, pero la negrita grande antes de la bajada de la noticia la ponen algunas voces de la oposición; y me parece irresponsable porque las consecuencias en otros países no han sido sólo económicas, sino también humanas”, dijo la ministra.

LF