El seleccionado nacional derrotó con autoridad a Polonia por 91-65 en el partido correspondiente a la última fecha por la fase de grupos, materializó su quinta victoria consecutiva y clasificó invicto a la siguiente instancia del certamen.  

El equipo dirigido por el bahiense Sergio “Oveja” Hernández repitió el funcionamiento convincente que mostró desde el debut en la competencia y exhibió una superioridad notable en el campo de juego con parciales de 20-14; 42-27; 70-41 y 91-65.

El capitán Luis Scola, con 21 puntos y seis rebotes, fue la figura de un conjunto albiceleste que también tuvo grandes valores en Marcos Delía (12), Nicolás Brussino (10), Patricio Garino (9) y Facundo Campazzo (cinco asistencias).

Argentina cerró con eficiencia su performance en la segunda fase del Mundial de Básquet en China y culminó como líder. Respaldado por los resultados obtenidos, el cuerpo técnico planificó un cúmulo de entrenamientos especiales para recuperar energías y preparar el partido ante Serbia por los cuartos de final.

AgenHoy Digital