En dialogo con el programa radial “Primera Mañana”, el consultor político y analista de Opinión Público aseguró que “Massa es la diferencia entre ir a un balotaje seguro o tener la posibilidad de  ganar en primera vuelta”.  

Los resultados de las elecciones de este domingo en San Juan, Misiones y Corrientes evidenciaron una vez más la fuerza de los oficialismos provinciales. El gobernador puntano Sergio Uñac logró su reelección con el 55% de los votos, mientras que el misionero Oscar Herrera Ahuad se impuso con un histórico 73 por ciento.

En ambos casos, dirigentes que se reivindican peronistas derrotaron a los representantes de Cambiemos. Sin embargo, la Casa Rosada pudo festejar la victoria en las legislativas de Corrientes. Así cortó con la racha negativa de diez elecciones adversas en lo que va del año (San Juan, Misiones, Chubut, La Pampa, Río Negro, Neuquén, Entre Ríos, Santa Fe y Córdoba). Aunque cabe aclarar que los comicios correntinos sólo fueron legislativos, y por lo tanto, de menor impacto político.

“En corrientes Cambiemos ganó bien, pero hay que decir que ganó  frente a un peronismo dividido y perdió 10 veces frente a un peronismo  unido , eso algo está diciendo de cuál es, en general, el ánimo del electorado”, expresó Aragon.

El gobernador de San Juan, Sergio Uñac, volvió a dar un nuevo paso en su acercamiento a Unidad Ciudadana. Luego de lograr ayer su reelección por más de 20 puntos de diferencia con relación al candidato del Gobierno, el mandatario provincial afirmó que se reunirá esta semana con el prencandidato presidencial Alberto Fernández, y pidió que se sumen Sergio Massa y Roberto Lavagna para competir en una interna.

“Una Paso con Massa tiene dos sentidos, una sacarlo del tablero, que su voto quede adentro del Frente Patriótico”, indicó el director de Raúl Aragón & Asociados. Y agregó: “A la vez el punto de vista de Massa es preservarse para el 23, porque el gobierno que asuma el 10 de Diciembre, el 11 tiene un incendio”.

“Es una situación muy difícil, no digo que el que sea presidente no la pueda controlar, digo que va a tener un altísimo costo político , enderezar la economía, la sociedad, tratar de salir de la grieta, suturar heridas. Va a ser un gobierno trabajoso, y quien sea presidente va a pagar un alto costo por eso”, explicó el especialista.

NG