El secretario adjunto nacional de la Asociación Trabajadores del Estado ( ATE), Rodolfo Aguiar, repudió  «los más de 700 despidos producidos por el Grupo Mirgor» del empresario Nicolás Caputo, amigo del ex presidente Mauricio Macri, y sostuvo que luego de adoptar esa decisión «huyó de vacaciones a Miami» en medio de la pandemia de coronavirus.

Un comunicado firmado por Aguiar, dirigente del gremio estatal rionegrino y adjunto nacional, aseguró que mientras aumentan «las muertes Caputo despide trabajadores y huye de vacaciones a la ciudad estadounidense de Miami».

El dirigente consideró que «el capitalismo no sufre el contagio por coronavirus y, para los empresarios, el aislamiento social, preventivo y obligatorio no es un esfuerzo», y denunció que Caputo es «un inmoral por dejar familias en la calle».

«Mientras aumentan las muertes, Caputo despide personal, deja a casi mil familias en la calle y se va de vacaciones en plena pandemia», denunció Aguiar, quien reseñó que el empresario es el mismo que Macri llamaba «hermano del alma».

Aguiar afirmó que «el cese de los contratos de 525 trabajadores fijos y 220 discontinuos, incluyendo operarios y supervisores, es ilegal», en tanto la empresa alegó que las cesantías obedecieron a «las bajas ventas durante la cuarentena».

Sin embargo, Aguiar evaluó que para «los grandes empresarios la cuarentena no constituye un esfuerzo», y puntualizó que producir despidos en plena pandemia es «absolutamente ilegal, según el decreto presidencial 329/20», indicó el dirigente.

«Mientras aumentan las muertes y el dolor en los barrios populares, el gran empresariado nacional huye del país en lujosos aviones privados», concluyó.

El Grupo Mirgor está integrado además por Interclima y Atec y se dedica a la industria automotriz, a la telefonía móvil y a la electrónica de consumo.

LF