El presidente exigió hoy a los empresarios «responsabilidad social» para frenar las remarcaciones y advirtió que «no es posible que a los empresarios haya que llevarlos a los latigazos, porque también son parte de este país».

«Las cadenas de supermercados deben revisar su conducta», sostuvo el jefe de Estado, y se quejó de que «en la Argentina hay ganancias extraordinarias que en el mundo no se conocen».

Alberto Fernández les pidió a los supermercadistas que «no incrementen los precios por encima de lo razonable» y amagó con aplicar la ley de Góndolas si no lo escuchan.

En una entrevista con Radio Continental, el jefe del Estado consideró que «las cadenas de supermercados deben revisar su conducta».

El presidente cuestionó las ganancias «extraordinarias» de las empresas y alertó sobre la «inflación autoconstruida» y dijo que sólo está pidiendo que «el esfuerzo sea no ganar tanto. ¡Miren lo que estoy pidiendo!».

Consideró que la economía se está «tranquilizando», por lo que no se pueden tolerar aumentos «desmedidos» de precios, y confió en que «en esa calma todo puede ser más previsible».

La tensión entre Gobierno y empresarios crece a medida que se acerca la finalización de la exención del IVA para una canasta de 13 productos alimenticios.

Fernández pretende que parte del 21% de ajuste que en teoría debería regir desde enero, sea absorbido por la industria alimenticia y los supermercadistas.

«Estamos pidiendo que parte de ese 21% lo absorban, porque tienen que ver con esas utilidades desmedidas. En verdad, tenían IVA cero pero no tenían precios controlados. Muchos de esos precios han subido. Eso le estamos pidiendo a las cadenas de los supermercados. Tienen que revisar un poco su conducta», señaló.
    

Agenhoy