El candidato presidencial del Frente de Todos, regresó esta mañana a la Argentina tras su gira por Europa y aseguró que «hace un tiempo» que no habla con el actual mandatario nacional.

Tras aterrizar en Buenos Aires, el dirigente opositor sostuvo que su visita al viejo continente «fue muy útil y valiosa» y resaltó que tiene «muchas ganas» de retomar la campaña de cara a las elecciones generales de octubre.

En diálogo con la prensa que fue a recibirlo, Fernández aseguró que comparte «un pensamiento común y una visión del mundo parecida» con los mandatarios de España, Pedro Sánchez, y de Portugal, Antonio Costa, con quienes mantuvo encuentros a lo largo de la semana pasada.

«Estuvo en todas las reuniones el tema de la deuda porque es una problema de la Argentina, pero eso lo vamos a hablar después», dijo al arribar poco después de las 7:00 al Aeropuerto Internacional de Ezeiza.

Y agregó: «Encontré en Pedro Sánchez a alguien que piensa muy parecido a nosotros. Y lo mismo me pasó con Costa, que hizo en Portugal una experiencia muy parecida a lo que nosotros hicimos en 2003».

El candidato justicialista admitió que «hace un tiempo» que no dialoga con Macri, aunque aseguró que no tiene problemas en hacerlo si su principal rival en las próximas elecciones lo llama.

Durante su estadía en Europa, Fernández también dio una clase en la universidad Camilo José Cela de Madrid y brindó una conferencia en el Congreso de los Diputados de España.

Estuvo acompañado por su pareja, la periodista Fabiola Yáñez, y miembros de su equipo técnico, como Felipe Solá y Miguel Cuberos, además del chileno Marco Enríquez Ominami.

El candidato presidencial regresó a su país ya con la campaña electoral oficialmente reiniciada, en la que buscará afianzar los votos que le permitieron en las primarias sacar casi 16 puntos de ventaja sobre la fórmula del oficialismo.

Agenhoy