El presidente sostuvo que «no está previsto» que auxilie a la Provincia por el vencimiento de su deuda y pidió «paciencia». Además confió en un acuerdo con el jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, por la coparticipación de la Ciudad de Buenos Aires.

En una extensa entrevista televisiva, el Presidente afirmó que su administración no tiene una «política de la denuncia» contra el gobierno anterior. Sin embargo advirtió, «el que haya cometido delito deberá responder ante la justicia.”

También aseguró que el FMI «ve que por primera vez alguien le dice la verdad en Argentina». Sostuvo que con las medidas económicas impulsadas habrá beneficios para la clase media y que los jubilados podrían tener una nueva actualización de los haberes en marzo o abril.

“El FMI fue un gran responsable de la crisis que vivimos, en el mejor de los casos, por haber creído lo que le decía el gobierno anterior.”, sostuvo Alberto Fernández.

En cuanto a la coparticipación, afirmó que “podrá ponerse de acuerdo» con Rodríguez Larreta. Al respecto, apostó por «encontrar el modo» de hallar una «solución a este problema» y concretar el plan de una «Argentina integrada».

En cuanto a la provincia de Buenos Aires, aseguró que «no está previsto» en las cuentas del Estado nacional el «auxilio» a ese distrito por el vencimiento de deuda, por lo que pidió «paciencia» para ver «cómo encarar el problema».

De todas maneras, salió en defensa del gobernador Axel Kicillof: «Lo trataban como el culpable cuando en verdad, los únicos culpables son los que destruyeron la economía en la provincia y la endeudaron como la endeudaron», en referencia a la gestión de Cambiemos.

Rodrigo Gauna