El presidente del Centro de panaderos de Avellaneda, Gastón Mora, dijo que desde el lunes por la devaluación «estamos con un problema enorme y una gran desesperación en el sector porque pedidos que estaban comprometidos no se entregaron y otros se entregaron sin precio, o con el aumento del 20 o 25%, nos desestabilizó».

El referente de los panaderos de Avellaneda aseguró que «con esta disparada del dólar el kilo de pan es probable que llegue a $110 o $120. Es una locura».

Siguiendo esa línea, Mora ratificó que es «una locura en un país agricolaganadero en el cual producimos el trigo».

«Algunas panaderias recibieron a 1200 a 1300 pesos la bolsa, que el sábado estaba entre 880 o 900, lo que hace que sea imposible no aumentar el kilo de pan».

«Este gobierno dejó a libre mercado todo. El empresario molinero prefiere exportar y no arreglarse con un pobre panadero que apenas puede pagar su materia prima», manifestó y explicó que pasaron de «hacer 20 bolsas de harina a 9 bolsas de harina».

Agenhoy