El gobierno de Mauricio Macri habilitó un modelo de contrato para la firma de un crédito por 100 millones de dólares de la Corporación Andina de Fomento (CAF) a la Ciudad de Buenos Aires, que se destinará a la urbanización de barrios populares.

A partir de este acuerdo, la CAF participará del financiamiento del «Programa de Integración Socio-Urbana: Villa 20, Villa Rodrigo Bueno y Villa Fraga» del gobierno porteño, y Horacio Rodríguez Larreta contará desde 2020 con aproximadamente unos 6.300 millones de pesos para obras de infraestructura en los tres barrios.

La medida fue oficializada a través de la publicación del decreto 805/2019 en el Boletín Oficial. En el documento se aclara que el dinero será para el mejoramiento de infraestructura básica, soluciones habitacionales, equipamiento comunitario y espacio público, fortalecimiento institucional y administración del programa.

El Estado Nacional será el garante del crédito, por lo que si hay incumplimientos en la devolución del dinero tendrá que hacerse cargo de esa responsabilidad en los próximos años.

No obstante, ante la necesidad de asegurar el pago de los compromisos emergentes, el Gobierno nacional ha propuesto a la Ciudad la suscripción de un contrato de contragarantía, por medio del cual esta última se ve obligada a la cancelación de los compromisos de pago asumidos.

Para el caso de no producirse la cancelación respectiva, el Gobierno porteño autorizará al Ministerio de Hacienda a efectuar el débito automático de los fondos de la Cuenta de Coparticipación Federal de Impuestos o del régimen que la reemplace, por hasta el total del monto adeudado.

Melisa Delgado Niglia