Con shows para toda la familia, el distrito inició al ritmo de las murgas y la cumbia la fiesta más grande y multitudinaria del año.

San Justo vibró en la primera noche del Carnaval de La Matanza. 80 mil personas se congregaron en torno del escenario y el corsódromo ubicado en el cruce de la Av Presidente Arturo Illia y la calle Santamaría.

La explosión musical estuvo a cargo de Los Charros y Jambao, mientras que las risas llegaron de la mano de Waldo y su espectáculo de comedia. La Matanza inició así la fiesta más grande y multitudinaria del año, que se seguirá hoy con Tambó Tambó y Los Totora para el cierre de la segunda noche.

Empezamos los Carnavales con esta primera noche que fue extraordinaria, aquí en el corazón de la provincia. Tuvimos el número más grande de personas disfrutando de una primera noche de nuestros carnavales, por lo que ya se puede ver que este año tendremos récord de asistencia. Creo que vamos a superar el millón de personas cuando termine esta hermosa fiesta familiar aquí en San Justo y el fin de semana que viene en González Catán”, advirtió el intendente Fernando Espinoza.

Además, Espinoza recordó que “en el carnaval de La Matanza desfilan por el corsódromo más de 200 escuelas de murgas que se preparan todo el año. Es una fiesta familiar de la que participan los más grandes y los más chicos. En estas escuelas hay chicos y chicas que salen vestuaristas, maquilladores y artistas de todo tipo, porque ellos mismos diseñan todo lo que vimos y lo que vamos a ver todas las noches en los desfiles. El Carnaval de La Matanza es en realidad una gran organización de los vecinos que tiene que ver con sus valores y con su expresión artística. Estos carnavales son una caricia al alma después de un 2019 muy difícil. Este año renació la esperanza en La Matanza, en la Provincia y en la Argentina”, enfatizó el jefe comunal.

La conducción y animación de la primera noche y de todas las noches en San Justo y Catán, están a cargo de dos leyendas de la movida tropical: Marcela Baños y el Rama.

LF