Sergio Varisco de Paraná fue condenado este lunes a la pena de seis años y seis meses de prisión y al pago de una multa de 200.000 pesos al ser considerado «partícipe necesario» en una causa por comercialización de estupefacientes, al cabo de un juicio oral llevado a cabo por la Justicia Federal entrerriana.

El viernes pasado, durante las «últimas palabras» de los imputados, Varisco había afirmado ser víctima de una «campaña política«. También negó haber financiado operaciones narcos desde el municipio.

En ese contexto, el ex intendente de Cambiemos dijo en los últimos dos años sufrió «un calvario, estigmatizado como narco» y fue agredido, pero aseguró que desde los ’80 sólo se dedicó a la política y no tiene auto, casa, ni cuenta bancaria.

En relación con su vínculo con el sindicado narcotraficante Daniel Celis, también acusado en el juicio, dijo que sólo tuvo una «relación política» vinculada a la incorporación de personal al municipio.

Sobre el ex intendente pesaba un pedido de pena de 10 años de prisión formulado por el fiscal José Candioti, quien lo consideró coautor de «financiamiento de actividades de comercio de estupefacientes» junto a otros dos funcionarios municipales, el ex concejal Pablo Hernández y la ex secretaria de Seguridad local Griselda Bordeira, para quienes solicitó 9 años de cárcel.

Melisa Delgado Niglia